gototopgototop
Joomla Slide Menu by DART Creations
Home Lugares Cementerio
Cementerio
Indice del artículo
Cementerio
La colonia de suizos valesanos de San Jerónimo Norte
La organización física general del cementerio
Cierre
Todas las páginas

Introducción

En el estudio de los orígenes y desarrollo de la Humanidad, la arquitectura es el medio propicio para aproximarse a una comprensión de la cultura de las sociedades dentro la dinámica intelectiva de los cortes y discontinuidades cronológicas e ideológicas como también del desarrollo de la sensibilidad frente a las cualidades morfológicas y fenomenológicas de los espacios generados. A su vez, la arquitectura “es algo que trasciende la mera construcción y que está más allá de la materialidad de la obra...”

Así como la Historia de la Arquitectura se inició con el estudio desde el nivel objetual evolucionando en la inserción de la obra en una visión estructural de los ámbitos donde se desarrolla y modifica la vida social, la Conservación del Patrimonio, tuvo origen en la apreciación del monumento. El monumento en su calificación dada por sus excepcionales cualidades artísticas y su valía arquitectónica, por su significación y por la naturaleza de sus materiales era importante en sí mismo. Largo fue el proceso por el cual, desde la apreciación del edificio expuesto en un espléndido aislamiento monumental  bajo la pretensión de mostrarlo como era originariamente – lo que permitió no pocos falsos históricos, como en el conjunto franciscano de Santa Fe -, se llegó a la consideración de patrimonio arquitectónico al conjunto edilicio de un centro histórico, de un sector urbano, extendiéndose recientemente a los más modestos productos del devenir histórico de conjunto social.

Desde la Prehistoria a la Historia, dioses paganos, ligados a los ciclos naturales, corporizando las virtudes junto con los defectos de los seres humanos, y el Dios Único de hebreos, cristianos e islámicos, entroncándose en el devenir de la vida desde lo supraterreno, fueron la base de organización de las estructuras materiales necesarias para simbolizar la finitud de la existencia humana. La arquitectura funeraria de todos los tiempos presenta al hombre creando testimonios de su paso en la tierra en el intento de alcanzar la intemporalidad e inmortalidad atribuidas a la divinidad. Los cementerios monumentales de la Europa latina muestran en sus estructuras físicas los diferentes estratos económicos y sociales de las comunidades que los construyeron, revelan el pensamiento preponderante en las clases ilustradas y las costumbres decimonónicas que se complacen en la atracción y la repulsa del drama necrológico petrificado en los personajes y ornamentos de las construcciones funerarias. A la vez, el número y riqueza de sus monumentos proclaman los desbordes económicos en pos de una figuración de la honra del muerto que, quizá en vida, se hubiese sopesado más adecuadamente.

Considerando “que el Siglo XIX abarcaría, ideológica y arquitectónicamente, desde 1770-1780 hasta 1920 – 30... [período en el que] la difusión de la corriente internacional de la arquitectura moderna, hacia 1930, marcaría su finalización”  , es posible situarse en Argentina durante ese período en el cual importantes necrópolis – La Recoleta (Bs.As.), San Jerónimo (Córdoba), La Piedad (Rosario), los Cementerios Municipales de Santa Fe y Paraná, entre otros -, consolidados entre 1880 y 1930, evidencian a primera vista magníficos ejemplos en cuanto al diseño arquitectónico, la ornamentación escultórica, las imágenes simbólicas. Pero también en aquellos de los poblados modestos de la colonización gringa del oeste santafesino se observa una arquitectura estentórea en su escala, con un dejo de vetustez y cierto abandono frente a la desacralización de la muerte en estos tiempos de consumo y gozo de los placeres propios de la vida mortal.

El cementerio de San Jerónimo Norte (Santa Fe) -población de menos de 10.000 habitantes- permite estudiar esta arquitectura singular, asumiendo que está latente en la comunidad sumarse a la tendencia cada vez más generalizada de suplantar los antiguos camposantos por el cementerio parque.



 

Seguinos en nuestras redes sociales

Facebook Twitter Youtube